BLOG

Seducir sensorialmente al consumidor: el Marketing Olfativo.


Cuando vas caminando por calles de zonas comerciales, seguro que en múltiples ocasiones te has percatado de los olores que asaltan a tu paso. Si además eres capaz de identificarlos y asociarlos a una marca en concreto, esas empresas están de enhorabuena, pues han conseguido el objetivo que pretendían: el consumidor ha logrado reconocer su olor e identificar la marca asociada al mismo.

Hoy en día, los consumidores tenemos difícil elección, hay una amplia oferta de productos y estos son cada vez más parecidos. Como consecuencia, el marketing olfativo ha empezado a tomar posiciones en las estrategias de comunicación y diferenciación de las empresas.

Una de las principales causas que ha llevado a la creciente importancia de esta técnica es el desarrollo del neuromarketing. Los expertos en marketing se fijan cada vez más en nuestros patrones de conducta subconsciente: cómo transmitir el mensaje sin decir una sola palabra.

Estudios científicos han comprobado que las personas son capaces de recordar un 5% de lo que ven, un 2% de lo que oyen y un 35% de lo que huelen, y es que el olfato es uno de los sentidos que se puede convertir en el mejor medio para proporcionar una experiencia sensorial. Además, el aroma es capaz de modificar el humor de forma inconsciente y proporcionar un ambiente agradable.

El marketing olfativo permite a la marca crear una seña de identidad, reforzar su imagen, añadirle valor y ofrecer una experiencia de compra satisfactoria. El aroma es capaz de conquistar al consumidor y ofrecer una experiencia única que lo atrape. Si además combinamos el marketing olfativo con los demás elementos de merchandising sensorial, como son la decoración, la iluminación, la temperatura, la animación, mejoraremos la experiencia del consumidor en el punto de venta.

Por tanto, el marketing olfativo  se ha convertido en una herramienta de suma importancia como estrategia de marketing offline, es una manera diferente de vender un producto sin bombardear nuestros ojos con videos de anuncios, imágenes, textos, etc. El cliente está menos acostumbrado a este tipo de señales y, al percibirlas el cerebro de manera inconsciente, el impacto es mayor.

Compártelo:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Avd. Mercado s/n
Ed. Plaza, local 9
29601, Marbella
952 92 41 73
info@bigwithmarketing.es

© 2017 BigWith - Avisos legales - Protección de datos - Desarrollado por Big With Marketing

¡Suscríbete a nuestras novedades y ofertas!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies